La pandemia de coronavirus ha cambiado muchas cosas en el orden mundial. A la distancia social, las mascarillas y los geles hidroalcohólicos hay que sumar numerosas recomendaciones para frenar el contagio lo máximo posible. Una de ellas afecta a nuestra forma de realizar compras. Podría ser el principio del fin del uso de monedas y billetes, porque los comercios ya prefieren el pago con tarjeta o incluso con el teléfono móvil y en ese campo proliferan numerosas apps para pagar con el móvil que nos hacen la vida más fácil.

Hay quien ya estaba al día con este cómodo sistema de pago, pero es ahora cuando más se ha extendido. El incremento del uso de apps para pagar con el móvil se ha disparado en los últimos meses, incluso en pequeñas superficies, que se han adaptado en tiempo récord a esta nueva ‘costumbre’.

¿Qué es la tecnología NFC y cómo permite pagar con el móvil?

La tecnología contactless que ya se implantó en las tarjetas bancarias se extiende ahora a los smartphones, porque es una obviedad que todos los llevamos a mano.

¿Cómo funciona? Existe un sistema que se denomina NFC (Near Field Communication), que permite una comunicación inalámbrica y un intercambio de datos entre dispositivos que se encuentren próximos, a una distancia menor de veinte centímetros. De ahí que sólo tengas que acercar tu teléfono (o tu tarjeta) a un datáfono para realizar un pago. Tan sencillo como eso.

¿Cómo activar esta función en tu móvil?

Hay que tener en cuenta en este punto que no todos los modelos de teléfonos móviles son aptos para beneficiarse de esta nueva tecnología. ¿Cómo sabes si tu terminal es compatible? Lo normal es que esas siglas (NFC) figuren entre las características del móvil, en la propia caja, en la parte trasera del teléfono o consultando los ajustes.

personalizado

Si es así, tienes que activarlo para poder utilizarlo. Lo normal es que puedas hacerlo en el menú, yendo a configuración y activando esta función en el apartado de redes inalámbricas.

Una vez activado el NFC, ya podrías realizar pagos con tu smartphone sin necesidad de recurrir al dinero físico ni la tarjeta, pero también se emplea este sistema como identificación rápida para el abono de transporte, acceder a determinados lugares o sincronizar diferentes dispositivos móviles (en sustitución del bluetooth, por ejemplo).

Puede que la pregunta que te hagas ahora mismo es si este método de pago es seguro y, obviamente, si hasta los bancos lo recomiendan es porque se han tomado medidas para que así sea.

De primeras, se activa el pago o la transmisión de datos en una distancia muy cercana, por lo que si alguien te intentase robar debería hacerlo a un radio muy corto de ti. Y, además, va vinculado a tu cuenta bancaria, por lo que funciona con el mismo PIN de tu tarjeta.

¿Cómo pagar desde el móvil?

Si te decides a usar el móvil para pagar, una vez que actives el NFC, debes descargar también la aplicación de tu banco y/o una app que sea compatible con tu entidad para poder poner en marcha este sistema.

El funcionamiento es similar al de la tarjeta bancaria: desbloqueas el teléfono, lo acercas al TPV e introduces el PIN cuando la compra sea de una cantidad superior a los 20€; si no, ni siquiera sería necesario.

¿Cuáles son las mejores apps para pagar con el móvil?

Como en casi cualquier cosa, el número de apps que permiten realizar pagos es cada vez mayor. Las hay específicas, las pueden crear las propias firmas de smartphones o las lanzan directamente los mismos bancos.

En la aplicación que te descargues quedará registrada tu tarjeta bancaria de manera digital y, de forma segura, servirá para realizar pagos sin necesidad de que lleves la propia tarjeta encima. ¡Te basta con tu teléfono!

Toma nota de estas apps para pagar con el móvil, que son las más extendidas, sobre todo si tu banco no ha desarrollado todavía este sistema o si tu banco lo permite pero no está vinculado con alguna aplicación en concreto, así podrás elegir la que más te convenga.

  • Apple Pay. Es compatible con todos los iPhone a partir del 6 en adelante y se puede usar tanto para compras físicas como compras online. Los principales bancos y cadenas comerciales lo admiten y basta con iniciar la Wallet, hacer una foto de tu tarjeta y verificar los datos para activarla. Además, existe la opción de pagar desde Mac, iPad o Apple Watch, por lo que para realizar pagos no hace falta ni que saques el móvil del bolsillo o del bolso.

  • Google Pay. Aunque es el sistema de pago desarrollado por Android, también es compatible con dispositivos Apple. Tiene un amplio soporte de bancos, por lo que su uso está muy extendido. Se instala la aplicación en el móvil, inicias sesión con tu cuenta de Google y añades los datos de tu tarjeta. ¡Y listo, ya puedes usarla!
  • Bancos. Las entidades bancarias también han creado sus propias aplicaciones para facilitar el pago con el móvil y permiten incluso agrupar en una misma Wallet (digamos que es tu cartera de forma virtual) todas las tarjetas de tu banco u otras operaciones. Santander, Openbank, Twyp de ING Direct, Evo Wallet, Wallet, BBVA Wallet o CaixaBank Pay son algunas de las entidades que ya han puesto en marcha este sistema.

Otras aplicaciones de pago con móvil entre particulares

Capítulo aparte merecen las apps con las que no sólo puedes pagar en un comercio o realizar operaciones bancarias. Es mucho más cómodo realizar pequeños pagos a amigos o familiares a través de herramientas destinadas a ello.

Compartir la cuenta del restaurante o saldar deudas de algún regalo en común nunca ha sido tan fácil como ahora. Ya nadie tiene excusa para hacerse el loco y gorronear unos ‘eurillos’.

Seguro que has oído hablar de las siguientes aplicaciones. Y, si no, descúbrelas, porque te van a hacer la vida mucho más fácil.

  • Bizum. Es, quizás, el sistema más popular. Va integrado en la aplicación de tu propio banco. Sólo tienes que activarlo y podrás enviar o recibir dinero. Ni siquiera necesitas un número de cuenta, basta con el teléfono/contacto de la persona a la que vas a ingresarle el dinero. Aún no es posible pero está desarrollando la posibilidad de utilizarlo para pagar en comercios.

  • Twyp. Hasta Carmina, la madre de Paco León, ha usado esta app. Bromas aparte, permite realizar pagos entre particulares, realizar pagos contacless y hasta retirar dinero en efectivo de un comercio, es decir, utilizando tus tiendas habituales como si fueran una sucursal bancaria. El único requisito para poder usarlo, eso sí, es que si eres mayor de 18 años tengas cuenta en ING.

  • Paypal. Es muy útil porque puedes ajustar cuentas en el instante con otros particulares  que estén registrados en la aplicación. Y ni siquiera se vincula a tu cuenta bancaria si no quieres, porque puedes tener saldo en la app para realizar las transacciones. Con un correo electrónico es suficiente. Además, tiene muchas funciones interesantes como enviar dinero a un familiar en el extranjero porque trabaja con divisas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Roberto ChefBosquet (@chefbosquet) el

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here