Si en su día ya os hablamos de iMovie en iPhone como una de las mejores 5 apps para editar vídeos gratis, en esta ocasión venimos a contaros cómo sacarle el máximo partido en un pantalla más grande y con un sistema mucho más potente: los de un Mac. Si tienes uno en casa, o estás pensando en comprarlo, te gustará sabes que podrás hacer con él mucho más que navegar para poder leer todos los posts de iPhone Software

Los ordenadores de Apple, además de bonitos, son un auténtico despliegue de potencia, ¡por eso hoy os contamos cómo sacar el máximo rendimiento a iMovie en Mac! Podréis hacer todo lo que os contamos para dispositivos iOS, pero de forma mucho más ágil e incorporando otras muchas funciones. ¿Estáis deseando saber cómo utilizar el editor iMovie de la forma más sencilla posible? ¡Os contamos el paso a paso!

Crear un proyecto en iMovie en Mac e importar sus archivos

Por supuesto, para usar un editor de vídeo como iMovie es necesario haber grabado vídeos antes. Por eso, antes incluso de pensar en abrir un nuevo proyecto, debemos tenerlo en mente y contar ya con ‘materia prima’ con la que trabajar, ¡aquí os dejamos unas buenas ideas para empezar!

  • Unas vacaciones
  • El último cumpleaños
  • Un tutorial de maquillaje
  • La última partida de League of Legends en la que arrasamos
  • Un vídeo de cocina

La temática no importa para nada, lo único que necesitas son varios vídeos con los que querer trabajar. ¡Si ya los tienes, podemos empezar!

Lo primero que debéis saber es que iMovie es gratis total, por lo que usarlo no os costará ni un solo euro. El primer paso que debemos dar es abrir un nuevo proyecto en el programa, que es tan fácil como seguir estos pasos:

personalizado
  1. Hay que ir al Dock de Mac y hacer doble clic sobre el icono de inicio de iMovie, una cámara de vídeo blanca sobre una estrella negra.
  2. Una vez abierto, hay que clicar sobre la pestaña Proyectos y volver a clicar sobre la opción Crear Nuevo.
  3. Para continuar, solo deberemos decidir si iniciar un nuevo proyecto desde cero, como en este caso, o continuar con uno anterior.

Con esto claro, que ya veis que ha sido sencillo, toca importar nuestros vídeos; es decir, agregarlos a la línea de tiempo de iMovie en Mac para poder empezar a darles forma. Si no están en el ordenador, tendremos que pasarlos desde el dispositivo externo en el que se encuentren.

  1. Tenemos que Importar Medios haciendo clic en el botón con una flecha hacia abajo que hay en la esquina superior izquierda de la pantalla, justo debajo de la barra de herramientas.
  2. Ahora tendremos que ir a la ubicación de los archivos que queramos trabajar e ir añadiéndolos a nuestro proyecto.
  3. Una vez los tengamos, tan solo tendremos que hacer clic en el botón de Importar Selección y volver a repetir el mismo proceso si tenemos los archivos en distintos lugares.

Os recordamos que no solo podéis trabajar con vídeos, sino también con fotografías y audios, ¡aunque esto último lo veremos un poco más adelante!

Añadir nuestros vídeos a la línea de tiempo de iMovie en Mac y empezar a darles forma

La línea de tiempo de iMovie es, por así decirlo, nuestra mesa de trabajo. Es el lugar en el que iremos maniobrando a nuestro antojo con los vídeos, así que conviene conocerla como la palma de nuestra mano.

  1. Lo primero que debemos hacer es arrastrar cada vídeo o imagen a nuestra línea de tiempo, que está en la parte inferior de la pantalla. Una vez ahí, podremos recolocarlos arrastrándolos hacia adelante o hacia detrás por la misma.
  2. Si queremos acortar los clips porque hay silencios o partes que no nos interesan, solo hay que pinchar sobre el inicio o el final de los mismos y, sin soltar, arrastrar hasta la zona que nos interesa. Estaremos acortando el vídeo, pero así nos quedaremos con las partes que queremos.
  3. Para dividir un vídeo, lo único que hay que hacer es clicar en el sitio en el que queremos hacer el corte y pulsar la combinación de teclas Comando+B.
  4. En el caso de las imágenes estáticas, podemos decidir durante cuánto tiempo aparecerán en pantalla seleccionando uno de sus extremos y arrastrándolo por la línea de tiempo cuanto queramos.
  5. Si nos hemos confundido agregándolo o un elemento simplemente ya no nos sirve, solo habrá que seleccionarlo y pulsar la tecla Supr.
  6. A veces dos vídeos no encajan simplemente pegándolos, hacen falta transiciones: cortinillas, fundidos a negro… Para añadir estos efectos, tan solo hay que ir a la pestaña Transiciones y arrastrar la que más nos interese hasta el lugar en el que queramos colocarla.

Agregar audio, ¡la sal de los vídeos!

Si quieres un vídeo realmente pro, necesitas añadir sonidos que le den algo de vidilla. Hablamos de música, sí, pero también de efectos de audio que enriquezcan el contenido. En este caso, resulta tan fácil como ir a la pestaña Audio que hay en la parte superior de la pantalla y elegir la opción que más nos convenza.

Por ejemplo, podemos añadir cualquier música que tengamos en iTunes (siempre y cuándo el vídeo no tenga fines comerciales), o elegir entre la amplísima biblioteca de efectos de sonido del propio iMovie.

  1. Una vez escogido el audio en cuestión, solo hay que agregarlo a la línea de tiempo igual que hicimos con los vídeos y las fotos.
  2. El audio es tan maleable como el vídeo y las imágenes. Es decir, se puede recortar, cortar, colocar e incluso enlazar con una transición.
  3. ¿Y si quieres modificar el volumen? Tan fácil como dejar pulsado el ratón sobre el audio y subir o bajar el puntero.

Finalizar la edición con iMovie en Mac

Si queremos continuar con la edición en otro momento, solo tendremos que pulsar en Guardar. Sin embargo, si lo que queremos es dar por finalizada la edición, el proceso es el siguiente.

  1. Lo primero es darle al botón de Play para visionar el resultado y ver si hace falta algún cambio.
  2. Si está ok, habrá que darle al botón Compartir, en la parte superior de la pantalla.
  3. Lo normal es que queramos exportar el resultado, así que habrá que elegir Archivo.
  4. Tras definir el nombre, la calidad y el lugar en el que queremos que iMovie guarde nuestro vídeo, tan solo habrá que pulsar en Aceptar.

Utilizar el editor iMovie en Mac no es para nada complicado y además os proporcionará la soltura suficiente para que, si la cosa va a más, podáis pasaros a Final Cut sin problema, el programa de edición de vídeo a nivel profesional de Apple. ¡Bienvenidos a un nuevo mundo de posibilidades!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here