¿Cuántas veces habéis pensado que ojalá tener vuestro iPhone a mano en vez de la pantalla del navegador de vuestro vehículo? La verdad, algunos vehículos de alta gama medio se libran, pero la mayoría del software que implementan los coches a día de hoy en dicho monitor es bastante prescindible y poco intuitivo. El problema es que no podemos utilizar nuestro teléfono al volante porque es un auténtico peligro mortal. ¿Entonces? Pensando en todo esto, hace unos añitos se lanzaba el servicio CarPlay de Apple.

¿Qué pretendía la compañía con ello? Pues precisamente lo que llevábamos tiempo pidiendo: concedernos acceso directo a las mejores opciones de nuestro teléfono, pero sin tener por ello que apartar la vista de la carretera. Un objetivo ambicioso, desde luego, pero conviene no olvidar que es de los de Cupertino de quienes hablamos. Unos cuantos acuerdos comerciales con fabricantes, un servicio de calidad y… voilá, lo mejor de nuestro iPhone en el salpicadero de nuestro vehículo, ¡así da gusto! La verdad es que cuando empezamos a escuchar hablar de este sistema no terminó de convencernos, pero a estas alturas del cuento no nos queda otra que rendirnos ante él.

Hoy os contamos no solo qué es Apple Carplay, sino para qué sirve, cómo funciona, cuáles son sus principales ventajas y desventajas o incluso qué hacer cuando no funciona. Y, ya que estamos, os hablamos también del servicio Llaves del Coche, la novedad que nos permite abrir las puertas de nuestro vehículo y arrancarlo sin necesidad de llevar las llaves físicas, de tenerlas siquiera o de llevar el teléfono encendido. Eso sí, no adelantemos acontecimientos, vayamos paso a paso, que es como mejor se avanza.

Hoy vamos a mostraros un nuevo mundo de posibilidades, así que atentos, ¡que arrancamos!

¿Qué es Apple CarPlay?

Tal y como ya hemos introducido en el apartado anterior, el Apple CarPlay es un sistema desarrollado por la compañía de la manzana mordida para hacernos la conducción más fácil. Hoy en día resulta bastante complicado ir por la vida desconectados. Esto, unido a que cada vez pasamos más tiempo en el coche, nos presentaba un problema: ¿cómo podríamos tener a mano nuestro iPhone sin tener que renunciar por ello a la seguridad en la carretera?

personalizado

Que sepamos, al menos un 20% de los fallecidos en accidentes de tráfico en España se debe a distracciones con el móvil que son perfectamente evitables. Es decir, que si alguien desarrollaba una forma de integrar el iPhone en nuestros vehículos, estaría salvando a uno de cada 5 fallecidos en carretera. O al menos poniendo un granito de arena que más bien sería una montaña.

La pelota estaba en dos tejados distintos: por un lado, en el de los fabricantes de coches. Por el otro, claro está, en el de la propia Apple. Y, claro está, la que terminó llevándose el gato al agua no fue la automovilística, sino la tecnológica. Los de Tim Cook desarrollaron CarPlay, una plataforma pensada para que los conductores pudiesen acceder a las principales bondades de sus iPhone sin tener que tocarlo durante todo el trayecto. CarPlay muestra su información en una pantalla táctil muy ventajosa a la hora de interactuar con él, pero es que además puede recibir órdenes vía Siri. Esto hace que no haya que estar trasteando la pantalla en mitad de un viaje, lo cual es de agradecer. Al final, además de añadir valor a nuestros vehículos, Apple ha traído consigo un empujón en términos de seguridad que no imaginábamos hace tan solo unos años.

¿Queréis saber cómo funciona? ¡Os lo contamos!

¿Cómo funciona Apple CarPlay?

A la hora de utilizar CarPlay con un vehículo, lo primero que hay que saber es de qué año es dicho vehículo. Hasta 2015, la única forma de implementar Apple CarPlay en un coche era mediante una conexión Lightning conectada a la toma USB del coche. Sin embargo, a partir de ese año la compañía fundada por Steve Jobs implementó la función inalámbrica en uno de sus productos estrella. Lo hizo con la llegada de iOS 9, aunque para poder hacer uso de ella esta deberá ser compatible con el automóvil. Desde luego, si tanto el smartphone como el automóvil son relativamente modernos, no deberíais tener ningún tipo de problema.

Así pues, lo primero que debemos hacer es sincronizar el coche con nuestro teléfono móvil. Eso servirá para que el vehículo descargue datos directamente desde nuestro teléfono y nos permita interactuar con ellos desde la pantalla táctil del coche. ¿Y si no la tiene? En ese caso, nos convendrá instalarla.

Uno de los mejores detalles de CarPlay es que si el utilitario en cuestión admite este software de fábrica, lo normal es que cuente con un botón de acceso directo en el volante que nos lleva directamente a Siri. Y es que, en efecto, será la asistente de voz de Apple la encargada de hacer de puente entre nosotros y las órdenes que queramos ir dándole a nuestro teléfono.

Podremos hacer llamadas telefónicas, dejar mensajes de voz o preguntar las indicaciones para llegar hasta una dirección en concreto sin tocar nuestro teléfono, y esa opción es enorme.

  • Por si todo esto fuera poco, si la configuración lo permite podremos controlar nuestro teléfono desde la botonadura de su sistema de entretenimiento. Podremos navegar por él como el que cambia de emisora, ¡aunque esto es mejor hacerlo con el coche detenido!

Funciones de CarPlay, ¿qué cosas puede hacer?

Pero basta de teoría y vayamos a la práctica, que siempre es lo más atractivo. ¿Qué cosas podemos hacer conectando nuestro iPhone a CarPlay en modo inalámbrico? La cosa ha evolucionado tanto que casi terminaríamos antes diciéndoos lo que no se puede hacer, pero echemos un vistazo a sus principales funciones. Una cosa sí os adelantamos: los avances tecnológicos o pueden gustar más u os pueden gustar menos, pero en cuanto probéis el CarPlay de Apple estaréis perdidos, ¡lo querréis a todas horas!

Conexión con Siri, un auténtico lujo

Si la domótica ha llegado a los hogares españoles para hacernos la vida un poco más fácil, imaginaos todo lo que el asistente de Siri puede hacer por nosotros en un trayecto en coche. CarPlay está configurado para que sea ella quien intente solucionarnos todos nuestros problemas al volante. No importa lo que necesitemos, o cuándo lo queremos, solo hay que pedírselo a ella… y Google provee.

El hecho de haber conseguido reorientar a Siri en este sentido hace que tengamos que tocar muchísimo menos la pantalla, lo que a su vez mantiene nuestra mirada fija en la carretera. Para que nos entendamos, la asistente de voz de Apple será lo más parecido que tengamos a una secretaria personal durante el tiempo que dure el viaje. De hecho, será ella la que nos facilite el acceso a todos los servicios que os contamos a continuación.

Navegación por GPS, ¡no volveremos a perdernos!

Si tu coche no tiene GPS y no te apañas con el soporte para iPhone porque tienes miedo de que se despegue y sea peor el remedio que la enfermedad, el CarPlay de Apple es tu solución. Basta con presionar el botón de Siri del volante o invocarla con tu voz. ¿Y luego qué? Pregúntale por una dirección, dile que te guíe hasta ella y, si crees que no te enterarás, ve mirando de reojo la pantalla del salpicadero, que irá indicándote los próximos pasos a seguir.

¡Así de sencillo!

Mensajes de audio, siempre conectados

De los SMS se pasó al Whatsapp, y de los mensajes escritos, a los de audio. Por eso, si tienes un largo viaje por delante, o simplemente esperas una comunicación importante, no tienes nada por lo que preocuparte. CarPlay, en comunión con Siri, no solo te permitirá escuchar tus mensajes de voz por los altavoces del sistema musical del vehículo. Además, te permitirá enviar un mensaje nuevo o responder al que te han enviado, ¡y todo sin tener que parar durante el trayecto para atender el teléfono!

Toda la música que tú quieras, ¡a una orden de distancia!

No solo las apps de Apple funcionan con CarPlay. Por eso, si eres un auténtico melómano, te gustará saber que podrás escuchar tu música de Apple Music en el coche a través de los altavoces, pero también la que tengas en Spotify, Tidal o Amazon Music.

¿Qué sería de los viajes sin música? ¡Cualquiera aguantaría según qué trayectos o según qué acompañante! Sin duda alguna, de las mejores aportaciones de CarPlay si tu vehículo no contaba con una conexión bluetooth de serie… ¡o si fuiste un tieso y preferiste no pagar por ella!

Llamadas telefónicas, el único límite lo pone tu tarifa

Si los mensajes de audio no son lo tuyo, crees que no estás entendiéndote bien con tu interlocutor, con quien tienes que hablar es con un servicio oficial que no dispone de Whatsapp o simplemente quieres hablar con tu madre o tu abuela y no se llevan muy allá con la herramienta de Facebook, no te preocupes.

Gracias a Siri podrás acceder sin ningún tipo de problema a la agenda de tu teléfono y, una vez sepas a quién llamar, pedirle a la asistente de voz de Apple que llame por teléfono para ti. Automáticamente escucharás el tono de llamada en tus altavoces y, si todo va bien, a dicha persona en cuestión deseosa de saber lo que tienes que contarle.

Y si no terminas de llevarte muy bien con Siri o simplemente no te apetece usarla? En ese caso, detén el coche, ve a la opción teléfono que encontrarás en la pantalla del coche, busca al contacto en cuestión y ya podrás volver a arrancar. Ni un asunto pendiente nunca más. ¡ya está bien de ir arrastrando compromisos!

Agenda, para que llegues a todo

¿Cuántas veces has pensado en parar a comprar algo de camino de casa al trabajo, has llegado a casa y no llevabas lo que necesitabas? ¡Pues esto también se acabó! Ponte un recordatorio a una hora en la que sepas que vas a ir en el coche y te aparecerá en pantalla con un aviso sonoro en el mismo momento en el que lo necesites.

Esto vale también para ir a recoger a los niños (ejem-ejem) o para cualquier cosa que se te ocurra.

Nunca pensaste que le sacarías tantísimo partido a un teléfono, y mucho menos estando al volante. Apple CarPlay es un paso adelante más en esta adaptación nuestra al mundo tecnológico, así que si no queréis quedaros atrás y queréis ser personas multitarea de verdad… ¡más vale que os vayáis haciendo al progreso!

Novedades de CarPlay con iOS14

Si hace un tiempo os hablábamos del lanzamiento de la versión revisada de iOS 14.2, en esta ocasión toca echar un vistazo a lo que trajo este nuevo SO en términos de Apple CarPlay. Y es que resulta que este servicio va evolucionando a la vez que nuestro smartphone, ¡por lo que es normal encontrar novedades cada poco tiempo!

A finales de 2020, por ejemplo, se añadieron a CarPlay diferentes funciones relacionadas con el estacionamiento, la carga de vehículos eléctricos y pedidos rápidos de comida. Sí, de comida, como lo leéis. La verdad es que este tipo de software no tiene límite más allá de la imaginación de sus desarrolladores. De hecho, nos atreveríamos a decir que no tiene más aplicaciones simplemente porque no se les han ocurrido, o más probable aún, ¡porque no les ha dado tiempo de trabajar en ellas!

En 2021, tal y como os avanzábamos al principio del texto, será posible abrir y encender el coche únicamente con la función Llaves del Coche de Apple CarPlay. Del mismo modo que hace tiempo que podemos pagar en los comercios con nuestro iPhone, pronto será de lo más común tanto acceder a nuestro vehículo gracias a él como echarlo a andar sin ningún tipo de problema. Pero es que esto no es todo, ¡podremos compartir llaves con nuestros amigos y familiares y saber quién ha cogido el coche en qué momento!

¿Y qué pasa si no llevamos las llaves físicas encima y nos hemos quedado sin batería? En principio nada de nada, porque esta nueva función está disponible hasta 5 horas después de que nuestro teléfono se apague, aunque haya sido porque la batería se haya quedado a cero.

¡Estos de Apple no hacen más que darle al coco!

Ventajas y desventajas de Apple CarPlay

Es normal que este tipo de novedades tecnológicas conlleven tantas cosas buenas como malas al principio. Después, conforme vamos aprendiendo a utilizarlos, lo cierto es que lo habitual es que solo le veamos las buenas, ¿a que sí? Hoy os contamos unas y otras para que valoréis Apple CarPlay por vosotros mismos, pero fijaos sobre todo en las buenas… ¡porque os aseguramos que las malas tienden a desaparecer con el tiempo!

Pros

  • Para empezar, cualquier tipo de avance tecnológico siempre es bienvenido a nuestros coches. Sobre todo si, como en este caso, nos facilita la vida y nos aporta seguridad a partes iguales. Lo ideal sería no acceder a nuestro teléfono durante un viaje en coche, pero.. ¿quién puede estar desconectado durante ese tiempo a día de hoy? ¡Al menos, que podamos hacerlo sin tocar y sin mirar!
  • La posibilidad de utilizar el sistema GPS que más nos guste. Por ejemplo, si somos unos apasionados de Apple Maps, ¿por qué conformarnos con los mapas y la desagradable voz impuesta por un grupo de automoción? ¡De eso nada!
  • Siempre conectados, siempre a punto.
  • El hecho de que Siri sea el cerebro del CarPlay de Apple es todo un acierto. Su saber hacer es realmente genial a la hora de navegar por nuestro teléfono utilizando únicamente nuestra voz.

Contras

  • Si no somos responsables en su uso y abusamos de la pantalla para manejar CarPlay en marcha, la distracción no será menor que la que sufriríamos con nuestro teléfono. ¡Y eso no es permisible!
  • No todas las apps de terceros son compatibles con el sistema de CarPlay, por lo que si hay una que nos interesa sobremanera y no está disponible, puede que el sistema no nos parezca tan ventajoso. Dadle una oportunidad, ¡os aseguramos que merecerá la pena aún así!
  • Para evitar la conexión por cable Lightning el coche debe ser compatible con Apple Carplay. En ocasiones, además, pueden llegar a solicitarnos pagar una suscripción para utilizar el sistema de Apple.

¿Qué hacer si Apple CarPlay no funciona?

Es posible que lleguemos a nuestro flamante nuevo coche compatible con CarPlay, vayamos a conectar nuestro teléfono… y no funcione. O que nos las hayamos ingeniado para correrlo en nuestro coche antiguo y nada, que no haya manera. No os preocupéis, es tan normal que incluso la propia web de soporte de Apple recoge algunas acciones a llevar a cabo si esto ocurre. ¡Aquí os dejamos una pequeña guía para hacer que el sistema reaccione e identifique vuestro teléfono!

  1. Comprobar que el teléfono está actualizado a la última versión de iOS.
  2. Verificar que la conexión, ya sea por cable o por bluetooth, sea correcta. En caso de que así sea, anularla y volver a llevarla a cabo.
  3. En caso de que siga sin funcionar, el siguiente paso será buscar el logo de CarPlay en la pantalla del coche y reiniciar tanto el vehículo como el iPhone y comprobar que Siri está activada.
  4. Si sigue sin funcionar, tocará ir a Ajustes > Tiempo de uso > Contenido y privacidad, pulsar en Apps permitidas y comprobar que CarPlay está activado. Una vez lo hayamos activado, tocará seguir esta otra ruta: Ajustes > General > CarPlay. Ahí será donde habrá que pulsar en nuestro coche y en ‘Omitir este coche’. ¡Luego solo habrá que volver a configurar CarPlay a nuestro gusto!
  5. Si nada de esto funciona, lo único que queda es asegurarse de que el software del coche está también actualizado a su versión más reciente.

Si todo está correcto y Apple CarPlay sigue sin funcionar no quedará otra que consultar primero con nuestro concesionario y, si todo está bien, con una tienda Apple. Puede costar un poco al principio (no es lo habitual), ¡pero al final os aseguramos que funciona y que usarlo es una pasada!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here