En un mundo en el que cada vez nos importan más nuestra forma física y nuestra salud, los dispositivos wearables nos han venido como anillo al dedo. No por lo cómodos que son, que también, sino porque incorporan una serie de sensores que nos dicen, con un simple vistazo a su pantalla o la de nuestro smartphone, cómo nos encontramos en todo momento. Empezaron contando nuestros pasos y ayudándonos a marcar metas diarias de ejercicio. Después incorporaron sensores como el cardíaco, que nos dice las pulsaciones por minuto que tenemos, o el más reciente de medición de azúcar en sangre.

Se rumorea que una de las próximas novedades en este tipo de tecnología será el sensor de medición de azúcar en sangre. Se trata de un viejo anhelo de Apple que puede que llegue antes a otros dispositivos. Eso sí, tal y como veremos en nuestro post de hoy, parece que de 2021 no pasa. Llegaría integrado en el Apple Watch Series 7 que se presentará, sospechamos, en el último trimestre de este mismo año, pero… ¿qué os parece si lo vemos con un poco más de detenimiento? ¡Vamos a ello!

Apple Watch Series 7

Apple está obligada a reinventarse cada año si quiere que nos gastemos un auténtico dineral en sus dispositivos cada temporada. ¿Y sabéis qué? Que hasta el momento siempre lo han conseguido, y con creces. Hace poco os hablábamos del análisis y opiniones de Apple Watch Series 6. Pero parece que lo que la compañía de Cupertino está tramando ahora no sería una reinvención como tal, sino una auténtica revolución. Todo parece apuntar a que la próxima edición de su smartwatch, que presumiblemente se llamará Apple Watch Series 7, llegará con una novedad muy demandada por gran parte de los usuarios. Todos los afectados por la diabetes, que no son pocos. Y la verdad, ¡ya era hora de que se consiguiese algo así!

Hablamos de un medidor de azúcar en sangre no invasivo, es decir, que nos permita dejar de pincharnos de una vez por todas cada vez que queramos medir nuestro nivel de glucosa. ¿Y cómo medir la glucosa en sangre sin pinchar? ¿Es eso posible? Al parecer, sí, y la clave estaría en un sistema llamado espectroscopia Raman. Tanto Apple como Samsung, su principal competidora en este campo, habrían adaptado a sus dispositivos una suerte de espectroscopia de este tipo totalmente adaptada a este tipo de tecnología. Sin embargo, ambas empresas se enfrentan a un mismo problema: la legalización del mismo.

Dicho de otra manera, si alguna de ellas se atreve a afirmar que su sensor para medir el azúcar en sangre es infalible… estará condenada a demostrarlo. Por eso la vía que se está barajando es como venderlo como un sensor meramente informativo. Es decir, complementario al glucómetro de toda la vida, no sustitutivo. Es un primer paso hacia una solución definitiva, ¡así que ojalá podamos tenerlo muy pronto entre nuestras manos! Ahora bien, mientras que Samsung ha desarrollado su propio método, Apple digamos que ‘ha hecho de la suyas’.

personalizado

El sistema medidor de azúcar en sangre de Apple, ¿plagiado?

Sí, pero no. O no, pero sí. Por lo que hemos leído, una pequeña empresa intentó desarrollar su propio sistema para medir glucosa en sangre sin tener que pinchar en la yema del dedo. El problema es que, aunque las investigaciones iban por buen camino, dicha compañía se quedó sin fondos para continuar. Una desgracia, desde luego, pero una oportunidad para Apple, que siempre está pendiente para pescar en aguas revueltas.

La empresa fundada por Steve Jobs reclutó a varios de los responsables del proyecto y los puso a trabajar para ellos. Se llevaron las ideas y la mano de obra cualificada, pero no infringieron ni una sola normal porque la otra compañía ya no estaba registrando actividad alguna. Lo que se dice una jugada maestra en toda regla, ¡ahora solo hay que ver si termina dando sus frutos!

Samsung Galaxy Watch 4

Todo hace pensar que el nuevo reloj inteligente de Samsung, el Samsung Galaxy Watch 4 al que se espera a partir del verano de 2021, sea el primero en incorporar la tecnología de medición de azúcar en sangre no invasiva. Del mismo modo que le ocurre a Apple, parece una temeridad que la compañía lance un producto así al mercado asegurando que cumple las mismas funciones que un glucómetro. A pesar de eso, parece que los primeros resultados ofrecidos por su tecnología para hacer más llevadera la diabetes habrían arrojado grandes resultados. Por lo que dicen, su sorprendente sistema se ajusta bastante a la realidad.

Eso sí, el problema que puede arrojar este tipo de sensor no es solo la medición en sí, sino el que nos confiemos de que nos avisará de una subida o bajada radical en tiempo real y no lo haga. La verdad, con que sea capaz de hacernos nuestras tres mediciones diarias y ahorrarnos así más de 1.000 pinchazos al año, a nosotros ya nos valdría. Que no son unos pinchazos muy horribles, pero si te los puedes evitar… ¡mejor que mejor!

Comparativa

Lo cierto es que, sin confirmación oficial de la inclusión  de este sensor de medición de azúcar en sangre por ninguna de las dos marcas, es un poco aventurado plantear siquiera una posibilidad de comparar ambos dispositivos. Desconocemos las tecnologías, los procesos que seguirán para obtener sus resultados y, por encima de todo, desconocemos su posible fiabilidad. Eso sí, guiándonos por lo que sí que sabemos, hemos acertado a hacer una primera comparativa entre los dos dispositivos llamados a marcar un antes y un después en el mundo de los wearables.

Samsung

Apple

Tecnología

Propia

Propia, pero desarrollada a partir de una ya existente

Sustituye al glucómetro

No

Puede que sí

Método que sigue

Espectroscopia Raman

Espectroscopia Raman

Precio A partir de 400€

A partir de 400€

Tal y como os hemos contado, lo más probable es que tanto Samsung como Apple no se arriesguen a asegurar que sus sensores de medición de azúcar en sangre son infalibles. Al menos, no de entrada. Eso sí, teniendo en cuenta el empeño de Apple con esta funcionalidad desde hace unos años, no podemos descartar nada.

Por otro lado, aunque es prontísimo para marcar precios, nos hemos basado en los modelos de smartwatch inmediatamente anteriores. Tanto el Samsung Galaxy Watch 3 como el Apple Series 7 llegaron al mercado europeo a partir de loas 429€. Esto nos ha hecho fijar ese precio de partida, aunque con el desarrollo de sus propios chips… ¡es posible que el reloj de Apple nos dé la sorpresa y baje por vez primera de los 400 euros!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here