La nueva versión del paquete de herramientas ofimáticas iWork de Apple ya está entre nosotros. El equivalente al popular Office de Microsoft en los dispositivos de los de Cupertino se ha renovado como nunca y nos ofrece una serie de cualidades que hacen que utilizarlo raye la perfección. La verdad, el primer contacto con Apple iWork 11 ha sido una auténtica maravilla, así que estamos deseando ver cómo responde este monstruo a la exigencia diaria.

No importa que lo utilicéis con fines profesionales o con fines académicos: iWork 11 es la respuesta a todas las preguntas que os estábais haciendo. De hecho, lo es incluso para algunas que aún no se os habían ocurrido. ¡El post que os traemos hoy os va a encantar!

Novedades de iWork 11

Cuando Google decidió lanzar de forma gratuita sus Docs, no pensamos que fuese a tener rival. Sin embargo, el iWork de Apple, totalmente gratis para los usuarios de sistemas iOS, iPadOS y MacOS es una auténtica locura. Textos, hojas de cálculo y, para nosotros, las mejores presentaciones que existen, con el sello Apple y el distintivo de las cosas que se hacen bien. No solo son herramientas tremendamente sencillas de utilizar. Sus resultados son preciosistas, venden productos por sí mismos, y además… ¿os hemos dicho ya el precio de iWork? Ah, sí, ¡que es 100% gratis! Y ahora veamos las principales novedades de iWork 11, ¡no os vais a creer que esta maravilla no cueste ni un euro!

  • Números de teléfono, ahora son mucho más

La mayoría de los documentos a día de hoy se consumen desde un smartphone. Por eso, que apareciese un número de teléfono en pantalla y no pudiésemos llamar directamente al mismo era un atraso tremendo. Apple lo sabía, y aunque ha tardado un poco en ponerle solución… esta al fin ha llegado con iWork 11. A partir de ahora, cada vez que insertemos un número de teléfono en nuestros documentos, este se convertirá en un enlace desde el que podremos acceder al teclado de nuestro terminal.

Dicho número ya aparecerá premarcado en nuestra pantalla, pero antes de llamar podremos añadirlo a nuestra agenda para no volver a tener que buscarlo nunca más.

personalizado

    • Digitalización de texto: ya era hora

    ¿De verdad era tan complicado que un sistema como iWork reconociese nuestra letra a mano alzada y la ‘tradujese’ a su propia letra? Pues debía serlo, porque no ha sido hasta esta evolución cuando las herramientas han incorporado esta opción. Algo ilógico, sobre todo teniendo en cuenta la obsesión de Apple con las tipografías y que los softwares de OCR llevan décadas en uso. Eso sí, en defensa de los de Tim Cook… ¡hay que reconocer que algunos tenemos una letra con la que nos habrían convalidado hasta tercero de medicina de un plumazo!

    Pues eso, que a partir de ahora, utilizando el Apple Pencil, no habrá ningún problema a la hora de escribir a mano y poder después digitalizar dicho texto para trabajar con él. Esto puede parecer innecesario trabajando desde Mac, pero creednos, desde iPad y iPhone puede llegar a ser una auténtica bendición.

  • Teclado numérico más accesible, ¡nuestros dieces!

Se acabó el engorro de no poder hacer hojas de cálculo más ágilmente en Numbers. Cada vez es más habitual enriquecer nuestros textos de Pages con ellas, o nuestras presentaciones en Keynote, así que necesitábamos que fuesen mucho más intuitivas. Con este avance Apple ha hecho felices a muchísimos usuarios que no tendrán que vivir todo un suplicio para tener sus tablas lo más completas que sea posible.

Ahora tendremos un teclado numérico táctil en pantalla, algo que echamos de menos desde el primer día que lanzamos estos tres programas en nuestros dispositivos móviles. Utilizar iWork 11 en tablet y en móvil va a ser una auténtica gozada a partir de ahora.

  • Un nuevo explorador, ¡todo mucho más directo!

Ahora, insertar una fotografía desde nuestra galería será más fácil que nunca gracias a iWork 11 y su nuevo explorador multimedia. Los distintos tipos de fotografía están ahora más claros que nunca, por lo que no tendréis problema a la hora de seleccionarlas. ¡Además, equivocarse será más difícil que nunca!

La verdad es que una funcionalidad así era realmente clave para poder sacarle el máximo partido a una herramienta como esta. Apple sabe que la principal fortaleza de su producto está en lo visual, así que darnos todas las facilidades para presumir de su suite de ofimática ha sido un paso de lo más acertado.

  • Mejora en la gestión de contraseñas

Esta funcionalidad no está al alcance de todos los usuarios, pero los más experimentados podrán ahora cambiar los passwords de sus archivos protegidos sin ningún tipo de problema. Para ello podrán servirse de esta opción incluida en Apple Scripts. ¿Y el que no sepa utilizarla? ¡Igual esta es la mejor excusa para aprender!

Además de estas maravillas, en las ediciones para iPadOS y iOS se han incluido algunos modos que resultarán de lo más útiles. Por ejemplo, ahora siempre podremos abrir documentos en modo de edición. O añadir o prescindir de objetos o celdas con la única ayuda de la selección y el moverlos por la pantalla. Si ya lo era, trabajar con esta nueva versión de iWork va a ser todavía más maravilloso.

Compatibilidad con actualizaciones

Si algo tiene de bueno iWork 11 es que, al igual que Google Docs, nos permite empezar a trabajar en un dispositivo y pasarnos a otro sin ningún tipo de problema. Además, con iWork para iCloud, esta funcionalidad se ha visto más potenciada que nunca. Ya no hay excusa para no entregar un presupuesto a tiempo, o para no entregar un trabajo antes de la deadline propuesta por el profesor. Tendremos acceso allá donde tengamos un dispositivo Apple a mano, ¡o incluso hasta un PC!

Respecto a sus actualizaciones, lo único que debéis hacer es ir a la App Store y descargarlas de forma gratuita desde el market de Apple. Eso sí, recordad que, aunque iWork sea el conjunto de dichas apps, tendréis que actualizarlas por separado.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here