Puede que hayas oído hablar de la llamada ‘comida real’, un concepto alimenticio nuevo, y no sepas muy bien qué es. Para los expertos, hablar de este tema es hablar de realfooding, una tendencia que cada vez se impone más entre quienes quieren llevar una vida sana. Se trata de un estilo de vida saludable que elimina de la dieta habitual los alimentos ultraprocesados y da el protagonismo a esa ‘comida real’, conociendo muy bien qué es lo que se come.

El realfooding se ha convertido casi en un movimiento social de lucha activa contra las industrias alimentarias que aplican procesos tecnológicos sobre los alimentos.

Quienes ya se han apuntado a esta tendencia comparten sus recetas sanas a través de redes sociales (lo habrás visto en el hashtag #realfood) e incluso aplicaciones móviles para ayudar a otras personas a incluir en su menú platos con alimentos frescos y que conservan sus nutrientes.

Parece que no hay nada nuevo bajo el sol en esta moda, pero su seguimiento está siendo masivo.

¿Quiénes son los realfooders?

Todas esas personas que se han unido al movimiento común de eliminar en la medida de lo posible de sus dietas los alimentos ultraprocesados se hacen llamar realfooders.

personalizado

Estas personas no ‘se ponen a régimen’, simplemente, aprenden a alimentarse de ‘comida real’. Su objetivo no es perder peso, sino comer sano.

¿Se eliminan este tipo de alimentos al cien por cien? En principio, sí, siempre y cuando sea posible. Los realfooders se permiten algunas excepciones cuando, por ejemplo, salen a comer fuera o a casa de alguien y no hay una alternativa a esos productos ultraprocesados. Pero esto debe ser algo excepcional.

¿De dónde surge este movimiento?

El realfooding surgió en España hace unos años de la mano de Carlos Ríos, un nutricionista andaluz que, desde las redes sociales, ha logrado captar a miles de ‘adeptos’ a esta tendencia.

Este joven nacido en 1991 ha conseguido que le sigan muchos realfooders tan sólo creando conciencia de lo que comemos a través de las redes sociales. Su éxito ha sido tal que ha terminado lanzando un libro, una página web, una aplicación y un centro especializado con profesionales que te ayudan a mejorar tus hábitos alimenticios de forma personalizada.

¿Por qué conocer lo que es la comida real?

Para este nutricionista, tener conocimiento de lo que comemos es esencial para apartarse de los ultraprocesados y luchar contra ‘el lado oscuro’ de la industria alimentaria.

Ríos llama ‘salir de Matrix’ a convertirse en un realfooder porque es como empezar a conocer la verdad sobre lo que comemos.

Beneficios del realfooding

Este estilo de vida propone basar el 90% de nuestra alimentación en ‘comida real’ y un mínimo porcentaje de ultraprocesados para, como te hemos dicho antes, sólo ocasiones puntuales. ¿Por qué? ¿Qué puede aportarnos este tipo de alimentación?

  • Ayuda a prevenir enfermedades. Está demostrado que el abuso de productos ultraprocesados incrementa el riesgo de padecer obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares e incluso cáncer.
  • Te aporta energía por su alto valor en nutrientes.
  • Acelera el metabolismo, por lo que s una dieta aconsejable para perder peso.
  • Reduce la sensación de hambre.
  • Ayuda al tránsito intestinal por su alto contenido en fibra.
  • Reduce el antojo de azúcar.

¿Qué grupos de alimentos hay? La nueva clasificación

Ciertamente, los azúcares son uno de esos elementos casi prohibidos para los realfooders, que dividen los alimentos en tres grupos principales:

Grupo 1: Comida real

Son alimentos que no han perdido sus propiedades naturales y que han sido procesados mínimamente. En este grupo se incluyen:

  • Fruta, verdura y hortaliza
  • Tubérculos
  • Frutos secos
  • Cereales
  • Huevos
  • Pescado y marisco
  • Carne sin procesar
  • Leche fresca
  • Especias y semillas
  • Café e infusiones

Grupo 2: Buenos procesados

Son alimentos que han sido tratados para que duren o mejoren su sabor pero sin afectar a su calidad. Algunos ejemplos son:

  • Aceite de oliva virgen extra
  • Leche UHT, yogures y lácteos fermentados
  • Chocolate negro o cacao en polvo de más del 70%
  • Panes integrales 100%
  • Gazpacho envasado
  • Pescado enlatado
  • Legumbres de bote
  • Bebidas vegetales sin azúcares
  • Jamón ibérico de bellota
  • Comida real congelada o envasada al vacío

Grupo 3: Ultraprocesados

Son alimentos que tienen cinco o más ingredientes y que han pasado por diferentes procesos industriales, añadiendo ingredientes como conservantes o edulcorantes. Algunos ejemplos de este grupo son:

  • Refrescos, bebidas azucaradas y bebidas energéticas
  • Zumos envasados
  • Lácteos azucarados
  • Bollería
  • Carnes y pescados procesados
  • Galletas, barritas y cereales refinados
  • Alimentos precocinados
  • Patatas fritas
  • Helados, chucherías y dulces
  • Productos de adelgazamiento
  • Salsas comerciales

Apps que nos ayudan a mejorar nuestros hábitos alimenticios

Como ya te hemos contado, el movimiento realfooding nació en España de la mano de Carlos Ríos, que fue pionero a la hora de crear una aplicación en la que los realfooders pudieran compartir sus recetas pero después han sido muchas más las que han seguido su ejemplo.

¿Cómo funciona MyRealFood?

Es una aplicación gratuita, compatible con iOS y Android, en la que hay que registrarse con un correo electrónico.

Al escanear la comida, la app te dice si es un alimento bueno o malo, te da información nutricional (grasas, calorías, azúcares, carbohidratos…) y te propone una alternativa más sana a ese producto.

También funciona con vocación comunitaria, para que los usuarios compartan recetas, hablen de comida y estilo de vida, etc. E incluso puedes unirte a grupos que organizan quedadas para hacer deporte o compartir consejos alimentarios con otros realfooders. Y hasta seguir los perfiles de Instagram de personas que se han sumado a este estilo de vida.

Otras aplicaciones de realfooding

Aunque ésta es la app más conocida, existen otras similares en las que los realfooders pueden intercambiar impresiones, colaborar en sus hábitos alimenticios, mejorar su estilo de vida y recibir y proporcionar información útil para acceder a comida real que desconocen o que no saben dónde adquirir con todas las garantías. Las dos más conocidas son las siguientes:

  • Yuca: Es una de las más utilizadas junto a MyRealFood. Sirve para valorar los alimentos que tomamos, clasificarlos en función de su nivel ecológico y nutricional y proponer las alternativas más saludables.

  • ElCoco: Es otra app que clasifica los alimentos según su grado de procesamiento y te da información sobre los alimentos, aunque no te propone alternativas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here