Sí, sabemos que el titular de nuestro post de hoy es bastante llamativo, pero… ¿Cómo llamaríais vosotros a meter un flamante iPhone 12 bajo el agua de un lago y esperar a ver qué pasa? Tal y como os contamos hace algún tiempo, Apple lleva ya un tiempo vendiendo las bondades de sus iPhone sumergibles, ¿pero es real esta característica? Desde luego, si no lo fuese y se descubriese, la compañía tendría que pagar un auténtico pastizal en compensaciones por publicidad engañosa. Por eso, si tenéis un iPhone 12 o estáis pensando en haceros con un iPhone 12 Pro… ¡esto que venimos a contaros hoy os interesa!

iPhone sumergibles

Todos conocemos a un amigo que se ha lanzado a la piscina con su smartphone en el bolsillo en alguna ocasión. Y si no, tal y como suele decir La Vecina Rubia, es que somos nosotros. Cierto, puede pasar, aunque no es lo más normal del mundo. Eso sí, no son pocos los teléfonos inteligentes que se han escurrido de las manos para terminar en el retrete, el lavabo, el fregadero o incluso el mar, ¡o un río! Las cámaras, las redes sociales o los asistentes de voz han hecho que este tipo de dispositivos sean una extensión más de nosotros. De ahí la necesidad de que empezasen a resistir salpicaduras o, como empezó a hacer Apple, fabricar directamente iPhone sumergibles.

Sí, como lo oís, aunque durante un periodo determinado de tiempo. Concretamente, Apple garantiza 30 minutos de resistencia al agua desde su iPhone 7 hasta su modelos más reciente, el iPhone 12. ¿Qué varía de un modelo a otro? Básicamente, la profundidad a la que pueden permanecer. O dicho de otro modo, la presión que pueden soportar bajo el agua. La compañía comenzó ofreciéndonos 1 metro de profundidad, ideal para rescatar nuestro teléfono de una caída accidental en casa, ¿pero qué pasaba con las piscinas? ¿Y con los móviles que se nos caían al agua desde un puente mientras nos hacíamos un selfie?

Los supuestos cada vez eran más exagerados, por lo que cada cierto tiempo Apple nos ha sorprendido con más aguante bajo el líquido elemento. Si los 4 metros que resistían los iPhone 11 más top ya nos parecían una pasada, lo de los iPhone sumergibles de la gama actual es de aúpa. Desde el iPhone 12 mini hasta el iPhone 12 Pro Max, todos ellos resisten media hora bajo el agua… ¡a 6 metros de profundidad!

¿Cómo y porqué se ha realizado este test a iPhone 12?

A estas alturas del post toca aclarar que el test de iPhone sumergibles del que hemos venido a hablaros hoy no ha sido llevado a cabo por Apple. La compañía de Cupertino lleva a cabo sus propios test, de ahí que anuncie a bombo y platillo sus novedades sin temor a este tipo de pruebas de terceros. Total, ¿quién va a atreverse a ver si es cierto que su iPhone 12 resiste o no 30 minutos bajo el agua a determinada profundidad? ¡Si lo que hay que procurar es que no se moje! Con lo que cuesta cada smartphone de Apple y cómo está la situación económica actual… no está la cosa para andarse con tonterías.

personalizado

Eso sí, una cosa es que un particular no lleve a cabo esta prueba y otra muy distinta que un medio de comunicación con ganas de buscarle las cosquillas a Apple no se lance a ello. En este caso hablamos de Cnet, una web que, a sabiendas de que todo el mundo iPhone 12 es llamativo, no deja de dar consejos sobre él. O, como en este caso de los iPhones sumergibles, de hacer pruebas con él para ver hasta qué punto es cierto lo que dice la empresa de la manzana mordida.

Así pues, en vez de limitarse a contarnos cómo hacer las mejores fotos con el iPhone 12 Pro Max, el modelo más top de la firma, Cnet hizo otra cosa. Sumergió un iPhone 12 sujeto a un dron submarino con cámara de vídeo en un lago, ni más ni menos. A 11ºC de temperatura, a 6 metros de profundidad y durante 30 minutos, unas condiciones supuestamente ideales. ¿Y ya? Para nada. Después de eso repitió la prueba, pero a 20 metros y durante 40 minutos

Resultados del test

A estas alturas de la entrada de hoy estaréis ya sin uñas, ¿verdad? ¿Es cierto lo que nos vende Apple con respecto a sus supuestos iPhone sumergibles o llevan años tomándonos el pelo? Pues, tal y como desveló la primera prueba, la de las condiciones ideales, el iPhone 12 no solo resistió como un campeón sin ver alterado su funcionamiento, sino que al salir del agua continuó haciéndolo sin problema. El sonido no era el mejor del mundo, desde luego, pero suponemos que esto se debía a la gran cantidad de agua que el smartphone necesitaba evacuar.

Eso sí, sin tiempo para mucho, y sin haber quedado contentos aún con su test de sumergibilidad, Cnet volvió a sumergir el teléfono. En esta ocasión, como ya hemos contado, a una profundidad de 20 metros, bastante más de lo garantizado por Apple, y durante 40 minutos, 10 más de lo que, en teoría, el dispositivo electrónico podría resistir. Estaréis pensando que consiguieron el pisapapeles más caro de la historia, ¿nos equivocamos? Pues vais a alucinar con el resultado…

Al sacar del agua el iPhone 12, el aparato seguía funcionando. Sí, el sonido era aún peor, pero el dispositivo aún era funcional. De hecho, al secarlo durante tres días y volver a encenderlo, es cierto que había algo de humedad tras la pantalla. Y que el teléfono se inició con una pantalla de diagnóstico que indicaba que algo no iba del todo bien, ¡pero funcionaba!

¿Quiere decir esto que podemos someter nuestros teléfonos a este tipo de pruebas sin ningún temor? Para nada, de hecho no se nos ocurriría nunca. Pero sí que quiere decir que Apple no ha mentido nunca sobre sus iPhone sumergibles, ¡y que podemos estar tranquilos si los nuestros deciden darse un buen chapuzón!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here