Hace unos años, cuando esto de internet solo estaba empezando y recibíamos algún mail comercial, nos hacía incluso gracia. Hoy, sin embargo, el spam se ha convertido en un auténtico dolor de cabeza. Nuestros dispositivos electrónicos van con nosotros a todas partes, y tener que estar mirándolos cada dos por tres es un auténtico engorro. Lo peor es que no solemos darnos de baja de esas listas de correo, por lo que podemos estar así años y años, ¡menuda lata! Eso sí, con Temp Mail esto se acabó. O se acabó a partir de ahora, porque todos los emails que os llegan lo seguirán haciendo hasta que pongáis remedio.

Hoy os hablamos de una app que se volvió de lo más popular durante el confinamiento a causa del coronavirus. Y es que no hay nada como pasar mucho tiempo sin nada que hacer para ser conscientes de verdad de la tortura digital a la que nos someten los correos indeseados. De ahí que Temp Mail en 2020 fuese de los servicios más buscados tras otros como Zoom o aplicaciones para jugar al parchís online. ¡Vamos a ver cómo puede ayudarnos!

¿En qué consiste Temp Mail?

Vamos a una web, nos piden un registro, damos nuestros datos personales… y estamos perdidos. Nuestro correo va a parar a un listado desde el que nos acribillarán a correos, y si además venden nuestros datos a terceros, apaga y vámonos. De ahí que contar con un correo temporal, una especie de temporary Gmail, nos parezca una solución enorme. Una herramienta que nos genera un correo que se evaporará en cuanto nosotros queramos y que nos servirá únicamente para un momento determinado. El tiempo justo para darnos de alta en un sitio y olvidarnos para siempre. ¿A que es una idea absolutamente maravillosa?

Se acabaron las ofertas de Viagra, de invertir en criptomonedas y los virus que nos dicen que han estado espiando nuestra webcam y tienen vídeos íntimos nuestros. Nuestro correo ‘oficial’ quedará únicamente para cosas importantes, para lo que debería ser, y podremos generar un temp email cada vez que lo necesitemos, sin ningún tipo de coste.

Además, una de sus principales ventajas reside en que ni siquiera Temp Mail nos solicitará registro para poder empezar a usarlo. Es decir, el servicio no tendrá ningún tipo de dato nuestro, por lo que no podrá haber ningún tipo de fuga de datos que comprometa nuestra privacidad en la red. Y sí, se pueden recibir archivos adjuntos. ¡Si es que son todo ventajas! ¿Queréis saber más cosas sobre esta maravilla? Atentos, que os hablamos de los que para nosotros son los mejores detalles de Temp Mail. En efecto, ¡todavía quedan muchas cosas buenas que contar de un servicio disponible tanto para iPhone como para iPad y Mac!

personalizado
  • Utilizar Temp Mail resulta tan sencillo como descargarla de la App Store de Apple y empezar a funcionar con ella. Es totalmente gratuito, ¡y está calificado con 4,7 estrellas sobre 5!

Utilidades de Temp Mail

Puede que a estas alturas del post aún haya quien esté preguntándose que para qué puede servir un correo creado en Temp Mail de forma online y, si es la primera vez que se lee sobre ello, es completamente normal. Por eso vamos a compartir con vosotros ciertas situaciones en las que creemos que os puede interesar tener una cuenta de correo desechable. ¡Ya veréis como así lo entendéis muchísimo mejor!

  • Hay comercios, tanto físicos como online, que nos ofrecen una serie de ventajas u obsequios únicamente por registrarnos en ellos. Un descuento bastante jugoso, gastos de envío gratuitos, una muestra de otro de sus productos… Lo cierto es que las opciones son tantas como quieran dichas tiendas, ¡y hay ocasiones en las que nos puede interesar bastante! Eso sí, ¿vamos a seguir comprando ahí o hemos llegado únicamente atraídos por dicha promoción? Si la respuesta se acerca más a la segunda opción, necesitamos una cuenta de Temp Mail. Nos haremos con nuestro objetivo y adiós muy buenas, sin molestos mails que llegarán durante años.
  • Cada vez son más las apps que requieren de algún tipo de dato personal para iniciar sesión la primera vez. Aplicaciones móviles que, por normal general, al final terminamos eliminando de nuestros teléfonos y tablets. ¿Para qué complicarnos la vida dándoles nuestro mail? Lo mejor es crear un temp mail para darnos de alta y listo. Eso sí, procurad no olvidar la contraseña, ¡porque no tendréis cómo recuperarla!
  • ¿Y si estamos grabando un tutorial en el que necesitamos que aparezca un correo en pantalla y no queremos difundir el nuestro? Esa es una ocasión de manual para tirar de Temp Mail, no hay duda. Lo hacéis y en cuanto lo cerréis todo os olvidáis de él, ¡y a otra cosa!

¿Cómo funciona?

Si estáis pensando que utilizar Temp Mail será tremendamente complicado, ya podéis ir desterrando esa idea de vuestras cabezas. Hacerlo resulta tan sencillo como abrir la app o acceder a su web y esperar a que el el sistema genere un nuevo nombre de correo para nosotros. Ese es el primer paso para empezar, y tarda tan solo unos segundo en estar operativo.

No podemos enviar correos con él, no es ese su cometido. Sin embargo, sí que podremos utilizarlo para recibir todo aquello que queramos. Tan fácil como proporcionar el correo y actualizar la lista para ver los mensajes que van entrando (normalmente, urls de confirmación o mensajes de agradecimiento).

La app de Temp Mail nos permite copiar el texto del correo para llevárnoslo a otro servicio de mensajería,  borrar los correos recibidos y poco más, pero de verdad que para lo queremos no necesitamos nada más. Lo bueno de Temp Mail, por cierto, es que el correo aleatorio no se elimina de forma automática pasado un tiempo como otros servicios, sino que debemos hacerlo de forma manual. Eso sí, si no queremos que este buzón también se nos llene de spam, lo suyo es no reutilizarlo más que unas pocas veces.

Total, siendo totalmente gratis como es… ¡podemos generar uno siempre que queramos y evitarnos problemas!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here