Si a día de hoy nos preguntasen por los mejores juegos y app de la App Store de este 2020, habría uno que no podríamos incluir. No porque no quisiéramos, ojo, sino porque ha dejado de estar disponible en la tienda de Apple y lo peor es que no se sabe si volverá. Hablamos, como muchos habréis adivinado ya, de Fortnite, uno de los baluartes del género Battle Royale, que de repente, a mitad del mes de agosto, desaparecía sin dejar rastro. ¿Acaso habían hackeado la App Store? ¿Algún pirata informático había hecho de las suyas cebándose con Epic Games?

De eso nada, todo venía a causa de una maniobra poco limpia de la compañía con el objetivo de ahorrarse unos cuantos (millones de) eurillos a costa de Apple. Como era de esperar, la dueña de la App Store decidió tomar medidas en una reacción que ha marcado un antes y un después en el negocio de las app para dispositivos iOS. ¿Volveremos a jugar a Fortnite en Apple? Ya veremos…

Así fue el inicio del conflicto: Epic Games VS Apple

Las normas de Apple son muy claras y muy sencillas de seguir. Si quieres vender en su App Store, tienes que darle un 30% de tus beneficios a la compañía de la manzanita mordida. Habrá a quien le resulte abusivo, pero si nos paramos a pensarlo, los desarrolladores están haciendo negocio gracias a todo el trabajo sucio que lleva a cabo la compañía de Cupertino. Para que nos entendamos, ese 30% se corresponderían con los gastos de alquiler, gestión y mantenimiento de cualquier otra empresa física. El problema llegó a mediados del mes de agosto de 2020, cuando Epic Games decidió que quería que la gente descargase Fortnite para iPhone o Fortnite para tablet Apple sin dejar un duro a la dueña del chiringuito.

¿Pero Fortnite no es gratuito? En efecto, descargar Fortnite para Apple no cuesta ni un euro, pero la estrategia de Epic Games iba por otro lado:

  • Subió a la App Store de Apple una actualización en la que se incluía una tienda Fortnite propia.
  • De este modo, los usuarios de Fortnite móvil en iPhone o Fortnite para iPad podrían comprar dinero virtual sin pasar por las manos de Apple y, por lo tanto, sin que esta oliese nada de dinero por estas transacciones.

El problema es que, desde el mismo momento en el que Epic Games pactó su inclusión en la App Store, también aceptó una condiciones que ahora estaba saltándose deliberadamente. ¿A qué venía esto sin previo aviso? ¿Había decidido la propietaria del motor Unreal echarle un pulso a una de las compañías tecnológicas más fuertes del mundo? Eso parecía… y la cosa no se ponía nada bien para ella.

personalizado

La respuesta de Apple: claridad y firmeza

Como era de esperar, Apple respondía con contundencia tan solo unas horas después de la publicación de dicha actualización. Tal y como estipula el contrato de la mayoría de los desarrolladores (hemos leído que existen algunas excepciones), ante una violación de las normas de tal calibre, el primer paso es borrar la app infractora de la App Store. ¿La solución? Apple siempre ha sido muy clara en esto: que Epic Games publicase una nueva actualización sin la dichosa tienda. Sin embargo, la creadora de Fortnite en Apple y en el resto de plataformas en las que el videojuego está disponible tenía otros planes.

  • La compañía comenzó una campaña de desprestigio contra Apple por supuesto monopolio.
  • Paralelamente, lanzó un torneo llamado Free Fortnite Cup, Copa Liberar Fortnite, con la aparente intención de ganar una masa social que la apoyase.

El problema para la empresa que había iniciado todo esto es que no todos los usuarios de Apple juegan a Fortnite. Ni siquiera utilizan otras aplicaciones que se basen en otras de sus grandes bazas, el motor Unreal. Y los que sí, a buen seguro ya se habían buscado otra alternativa. Nadie iba a dar la cara por ellos. Y tal y como habían hecho las cosas, habían perdido toda posibilidad de rascar un trato con Apple mejor del que ya tenían.

Eso sí, podían darse con un canto en los dientes, porque aunque Apple había amenazado con arrebatarles la licencia de desarrolladores para su compañía, algo que habría herido de muerte a los creadores de Fortnite, un juez dijo que nanai de la China, que no era una represalia válida… de momento. ¿Hizo todo esto que se rindiese Epic Games? Para nada, sigue a la gresca, y mientras tanto ni rastro de Fortnite en Apple.

Los próximos movimientos, claves para Fornite en Apple

No importa qué dispositivo utilizásemos para jugar. De momento, ni Fortnite en iPhone 7, ni Fortnite en iPhone 8, ni Fortnite para Apple TV ni para ninguna otra alternativa iOS. Hasta nueva orden judicial, o que una de las dos partes dé su brazo a torcer, nasti de plasti. El problema es que si la cosa sigue adelante en los juzgados, todo apunta a que no habrá una resolución hasta el verano de 2021… aunque ya os adelantamos que, sea lo que sea, no será bueno para nuestro juego favorito.

Cierto, en Google Play les ha pasado exactamente lo mismo, pero al contrario de Apple, Android sí permite descargar desde aplicaciones de terceros, por lo que aún es posible utilizar la app. Es probable que Epic Games pensase que sus usuarios iban a alzar sus voces contra Apple y que iban a conseguir llevarse así un trozo del pastel mucho mayor, pero parece que no ha sido así… y la cosa se ha puesto fea para ellos.

Tal y como nosotros lo vemos, si los creadores de Fortnite siguen tensando la cuerda, es probable que no podamos volver a disfrutar de este maravilloso título en nuestros dispositivos iOS. Además, por mucho que nos guste, si permanece en fuera de juego demasiado tiempo lo más probable es que empecemos a jugar a otra cosa que llegue a gustarnos tanto o más que Fortnite… así que el reloj, más que nunca, corre en su contra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here